Lo esencial

Respiro… Respiro…Hay días en que no alcanza tiempo ni para un respiro. Vivimos desenfrenadamente hacia un mañana, que nunca terminamos de alcanzar.  Y ahora que todo se detiene y no hay certeza de nada solo te queda parar y verte. Aquí estas de nuevo, hola, ¿cómo has estado? – Te miras a ti mismo y te descubres en el tiempo-.
¿Recuerdas cómo veías la vida cuando eras niño?
Quizá si en estos días la dulzura te llenara el alma y recordaras que para ser feliz no necesitabas de mucho, sino de lo esencial. Te aseguro que seguirías viviendo, con el corazón tranquilo, porque descubres que todas tus preocupaciones estaban en un tiempo inadecuado.

Si el mundo se había vuelto en ese lugar del que hablaba Huxley, ya no quiero saberlo. Solo tomo la oportunidad de reaprender a vivir el ahora, con la curiosidad y confianza que tuve alguna vez siendo niña.

He despertado de ese lugar frívolo y decido aún tener fe. Sí, fe. Confío en que el mundo aún puede ser un lugar mejor, porque terminando todo esto habremos aprendido y entendido que somos bondad. Somos amor.

La vida es un arte, decía Savater. Seamos increíbles artistas con nuestra capacidad de soñar, disfrutar, sorprendernos, agradecer, compartir, amar… Encontremos el verdadero punto medio: la templanza, vivir en virtud.

Ahora te pregunto, ¿acaso necesitas algo externo para reír? ¿Para sentir? ¿Para imaginar? Tienes lo que tienes y ya está, pero sobretodo ERES, ya existías antes de aprender sobre la cultura del consumo y de la falsa productividad. Eres algo llamado corazón, llamado alma, es lo único que te acompaña en este inédito viaje.

Ojalá despiertes y cuando lo hagas, recuerda vivir más. Sé que te guardabas de disfrutar de ese rico pastel de chocolate, que por si la dieta, que más adelante, ahora no. Dejaste escapar oportunidades de ser amado y amar a alguien por miedos, por priorizar tus propios objetivos. Que la vida realmente viene después de esto y de aquello ¡Basta! No es cierto, la felicidad la construyes todos los días y cada uno es responsable de aceptar qué quieres en ella. Tú decides qué hacer con lo que tienes y no hablo de allá afuera, sino de adentro. Qué haces con todo lo que tienes en tu interior, qué piensas hacer con tus sueños, con las personas que te aman y quieren, con tus sentimientos, con tus talentos, con tu luz.

Si alguna lección puede dejarnos esta crisis, es que nada de lo que realmente SOMOS depende de lo externo. No te falta nada para SER. El mejor día lo construyes tú, no por lo que sabes, no por lo que tienes, sino por lo que eres y lo que decides hacer con tu existencia. Sé tú mismo y brinda lo mejor que tengas.  
¡No te guardes nada! Aprende a dar, a compartir lo mejor que tengas. El mundo necesita más personas valientes y amorosas. Sé el cambio, sé bueno en tus acciones. Vive siempre, ¡al máximo! Disfruta cada día que tengas en esta tierra y haz lo mejor que puedas. Esa es tu única misión en esta vida: SER humano.

A propósito de esta situación mundial que pasamos, me di un tiempito para pensar en lo que era realmente importante… Te invito a que leas y me compartas lo que piensas. ¿Qué estás descubriendo de ti mismo en este tiempo? Gracias por estar ✨☺️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s